Art Entertainment

¿Ser ‘marica’ realmente es un insulto?

Si el propio colectivo insultado pasa a autodenominarse con el término con el que se le intenta ofender, el insulto deja de funcionar.

«Que empiecen a reconocer las luchas maricas» con este statement tan poderoso Zallary Cardona, ilustradora y creadora de Mariquismo Juvenil, comienza una lucha para que lo que antes era un insulto ahora sea un recordatorio de amor, unidad y empoderamiento. 

Maricón o ser marica ¿Cómo nació este concepto? En España en los años veinte, el nombre de mujer más habitual era Maricarmen y en algún momento de la historia, alguien le dijo a otro hombre: No seas Maricarmen. Ahí nace el concepto Marica y con él, toda una carga de significados peyorativos. ¿Pero qué pasaría si la palabra Marica se resignificara? Esto no es nuevo, a finales de los años ochenta, la palabra Queer era utilizada para referirse despectivamente y fue reapropiada por el activismo LGBT+, convirtiendo el concepto en simbolismo, en un insulto bandera.  

Hace unos días, Zay levantó la voz en su cuenta de Instagram personal para que todos los maricas se unieran a esta lucha que en Latinoamérica ha tenido mucho auge; «Utilicemos una palabra que se ha utilizado desde un principio para violentar, odiar, herir, discriminar y volvámosla parte de nuestra identidad» Esta lucha es de todos como sociedad, dejemos de darle el valor peyorativo y empecemos a abrazar todo lo que hay detrás. 

Leave a Reply